FacebookInstagramLinkedInmenu-iconicon-playscroll-downsearchTwitterShapeYouTube
Menu

Así es como ha cambiado el neumático de invierno

Comparación del primer neumático de invierno del mundo con el vanguardista neumático de invierno sin clavos

Hace unos 80 años, los conductores recibían los primeros neumáticos de invierno del mundo. El “Kelirengas” desarrollado y fabricado por Nokian Tyres era el producto estrella de su época. Fue el primer neumático con una banda de rodadura rugosa que podía subir las carreteras con más nieve. ¿Pero cómo podría compararse el único producto de su época con un neumático de invierno sin clavos moderno? Comparamos el Kelirengas con el Nokian Hakkapeliitta R2, ganador de muchas pruebas.

El primer neumático de invierno del mundo, introducido por Suomen Gummitehdas en 1934, supuso una revolución en las carreteras de invierno de los países nórdicos. Anteriormente, los neumáticos que se usaban en las carreteras estrechas y nevadas recordaban principalmente a los neumáticos de verano. Cuando llegaba al pie de una colina nevada, el conductor tenía que salir del vehículo e instalar complicadas cadenas para la nieve. El nuevo neumático de invierno se denominó Kelirengas (“Weather Tyre”) porque por primera vez tenía un dibujo de la banda de rodadura rugoso que permitía un nuevo tipo de agarre para las carreteras de invierno.

- Kelirengas se desarrolló para camiones para permitirles moverse con nieve profunda. El dibujo transversal de la banda de rodadura del neumático penetraba en la nieve como una oruga, lo que facilitaba mucho la subida de colinas nevadas, afirma Matti Morri, Director del Servicio técnico al cliente de Nokian Tyres.

En la actualidad, la tracción en la nieve por sí sola no es suficiente para un neumático. Cuando empezaron a despejar la nieve de las carreteras, quedaron heladas, por lo que hubo más exigencia para el neumático de invierno. Si comparamos el Kelirengas con su moderno primo segundo, el Nokian Hakkapeliitta R2, podemos observar que los cambios del compuesto y el dibujo de la banda de rodadura por sí solos son enormes.

- Además de la tracción, los neumáticos modernos también deben tener un buen agarre lateral. El dibujo simétrico en forma de flecha del Nokian Hakkapeliitta R2 limpia por sí solo la nieve profunda y tiene un buen agarre en hielo y aguanieve, afirma Morri.

"Además de la tracción, los neumáticos modernos también deben tener un buen agarre lateral. El dibujo simétrico en forma de flecha del Nokian Hakkapeliitta R2 limpia por sí solo la nieve profunda y tiene un buen agarre en hielo y aguanieve"
Matti Morri, Director del Servicio técnico al cliente de Nokian Tyres

 

Docenas de nuevas materias primas

Aunque el Kelirengas era producto único para su época, solo el dibujo de la banda de rodadura cumplía los estándares modernos de un neumático de invierno. El Kelirengas usaba un compuesto de caucho muy rígido similar al de los neumáticos de verano, lo que significa que el agarre solo dependía de los canales. En la actualidad, los compuestos de caucho diseñados especialmente para la banda de rodadura proporcionan una parte sustancial del agarre. Y aunque se usan más de cien materias primas diferentes para fabricar un neumático de invierno sin clavos moderno, el Kelirengas solo utilizaba un tercio de ellas.

- Se han añadido partículas muy pequeñas similares al cristal al compuesto de caucho del Hakkapeliitta R2. Actúan como clavos integrados en las carreteras con hielo, explica Morri.

Actualmente, los neumáticos de invierno sin clavos usan caucho tanto natural como sintético. El caucho natural funciona de forma estable en un amplio rango de temperatura, lo que permite al compuesto de la banda de rodadura ser flexible y mantener un buen agarre. La proporción de negro de humo del neumático se ha reemplazado por sílice, que mejora significativamente el ahorro de combustible y el agarre en mojado del neumático.

Cien milímetros más ancho

Los conductores modernos valoran aspectos de sus neumáticos de invierno con los que los usuarios del Kelirengas ni siquiera soñaban, por ejemplo la sensación de dirección del neumático. Esto es también evidente con el tamaño del neumático. El Kelirengas, diseñado para camiones, tenía una anchura de solo 190 milímetros, mientras que el moderno Nokian Hakkapeliitta R2 sin clavos está disponible para turismos con una anchura de hasta 290 milímetros.

- La anchura mejora sustancialmente la comodidad de la conducción. El hecho de que la estructura en diagonal del Kelirengas se haya reemplazado por una estructura radial también ha significado un gran salto adelante en la maniobrabilidad del neumático.

Los coches modernos también requieren características totalmente diferentes de un neumático. Al diseñar un neumático también hay que asegurarse de funciona bien con los modernos sistemas de control de tracción y estabilidad.

El tráfico es ahora mucho más seguro que durante la época del Kelirengas. Aunque el usuario del Kelirengas solo podía intentar sentir el estado y el agarre de la carretera a través de la vista y la sensación de conducción, los coches modernos disponen de un equipamiento que puede avisar al conductor con antelación de tramos de la carretera resbaladizos y de otros factores que afectan a su conducción.

- Lo único que no ha cambiado desde la época del Kelirengas es el tiempo. Los neumáticos de invierno aún se usan para las cambiantes y exigentes condiciones del norte, afirma Morri.