Menu

Centro de pruebas de Ivalo, el “Infierno blanco”

El Centro de pruebas de Ivalo (el “Infierno blanco”) es donde Nokian Tyres, el fabricante de neumáticos más septentrional del mundo, prueba sus neumáticos de invierno de forma rigurosa en el hielo, nieve y aguanieve. Pilotos de pruebas experimentados llevan al límite el rendimiento de los neumáticos en pruebas exhaustivas para encontrar los mejores neumáticos de entre los buenos. Si un neumático funciona en las condiciones más exigentes del mundo, funcionará con fiabilidad en cualquier parte.

Vea los vídeos

Nokian Tyres prueba sus neumáticos de invierno en todo el mundo, pero el verdadero hogar de los neumáticos de invierno es Ivalo, en Finlandia, al norte del Circulo Ártico. El fabricante de neumáticos más septentrional del mundo construyó el Centro de pruebas de Ivalo a mediados de la década de los 80. Con más de 700 hectáreas, el centro de pruebas realmente se ha ganado su fama de duro porque el entorno de pruebas de invierno más grande y diverso del mundo se construyó en condiciones extremas.

Como pionero de la tecnología de neumáticos de invierno, Nokian Tyres invierte más de la mitad de su presupuesto de I+D en la prueba de productos. El “Infierno blanco” es el lugar de pruebas principal.

– Desde las primeras fases del desarrollo, probamos un nuevo neumático en entornos auténticos para garantizar un rendimiento perfecto en condiciones difíciles, exigentes y variables. Las pruebas auténticas en hielo y nieve forman una parte esencial de la labor de I+D porque las propiedades de un neumático no se pueden optimizar solo mediante modelado por ordenador, explica Matti Suuripää, Director del centro de pruebas de Nokian Tyres.

"Las pruebas auténticas en hielo y nieve forman una parte esencial de la labor de I+D porque las propiedades de un neumático no se pueden optimizar solo mediante modelado por ordenador."
Matti Suuripää, Director del centro de pruebas de Nokian Tyres plc

Desarrollar un nuevo neumático es un proceso largo que tarda entre dos y cuatro años. Un ensayo importante son las pruebas prácticas, que dirigen los esfuerzos de I+D a encontrar el neumático con el mejor rendimiento, adaptado para condiciones invernales específicas.

Los neumáticos de invierno necesitan diferentes propiedades según se usen en las condiciones del hielo del norte o en el inverno más cálido de Europa Central.

– El propósito de realizar pruebas exhaustivas y desafiar los límites del agarre es crear unos neumáticos de invierno aún mejores y más fiables. Poder garantizar la seguridad de los neumáticos da tranquilidad a los conductores incluso en carreteras de invierno. Si un neumático se prueba en las condiciones más exigentes del mundo en Ivalo, funcionará bien en cualquier parte, añade Suuripää.

"El propósito de realizar pruebas exhaustivas y desafiar los límites del agarre es crear unos neumáticos de invierno aún mejores y más fiables. Poder garantizar la seguridad de los neumáticos da tranquilidad a los conductores incluso en carreteras de invierno."
Matti Suuripää, Director del centro de pruebas de Nokian Tyres plc

Seis meses de pruebas con temperaturas de congelación y en la noche polar

El “Infierno blanco” está muy ajetreado de noviembre a mayo. En Ivalo, hay más de 200 días con temperaturas de congelación en este periodo. Es entonces cuando probamos más de 20.000 neumáticos conduciendo más de 40.000 kilómetros de pruebas. Nuestros experimentados equipos de pruebas e I+D y los pilotos de pruebas, verifican los neumáticos día y noche.

Los neumáticos se prueban del modo más uniforme posible en varias pistas de hielo y nieve. Las pruebas requieren una competencia profesional total, precisión y miles de repeticiones. Conocida por sus productos premium, Nokian Tyres dispone de más de cien kilómetros de pistas de pruebas bien mantenidas en Ivalo.

Centro de pruebas de Ivalo, el “Infierno blanco”


– En la práctica, nos aseguramos que una pista tenga siempre el mismo espesor de nieve y raspamos y limpiamos el hielo, si es necesario, explica Suuripää.

El “Infierno blanco” no es siempre blanco, porque a mediados de invierno la oscuridad de la noche polar plantea sus propios retos al trabajo de desarrollo. Después, la primavera cambia las condiciones a causa de las noches frías y los días soleados; en un día, el cambio de temperatura en las pistas de pruebas puede superar los 40 grados Celsius.

La luz solar a principios de primavera es otro desafío. En el peor de los casos, eleva tanto la temperatura durante el día que no se pueden realizar las pruebas debido a la variación de temperatura. Entonces simplemente esperamos hasta la puesta de sol para efectuar las pruebas de noche.

Centro de pruebas de Ivalo, el “Infierno blanco”


Además de unas pistas de pruebas minuciosamente mantenidas, el centro incluye un pabellón de hielo de 700 metros de longitud que permite unas pruebas uniformes y precisas en todas las condiciones.

Centro de pruebas de Ivalo, el “Infierno blanco”


La tecnología no puede reemplazar al factor humano

En las pruebas variadas, es esencial simular los extremos de la conducción en invierno. En la actualidad el “Infierno blanco” cubre más de 20 pistas de pruebas diferentes. Prueban el rendimiento de los neumáticos durante la aceleración y el frenado o conducen en curvas o cuestas y prueban el agarre en diferentes superficies de hielo, nieve y aguanieve. Utilizamos tecnología de vanguardia en las pruebas.

– Para garantizar el mejor equipo de pruebas posible, lo desarrollamos constantemente. Por ejemplo, el control de la temperatura y de la humedad relativa en tiempo real facilita y acelera nuestro trabajo, afirma Petri Peltoniemi, Director de pruebas en Nokian Tyres.

Nokian Tyres se considera el experto líder mundial en condiciones extremas debido a la exhaustiva prueba de productos de la compañía en Laponia. Los pilotos experimentados son la clave, pero también utilizamos la tecnología para algunas conducciones de prueba. Por ejemplo, los coches robóticos resultan muy útiles cuando se necesita un gran número de repeticiones precisas. Sin embargo, en comparación con nuestros pilotos de pruebas, solo tienen una función de apoyo.

– Ninguna máquina o equipo puede reemplazar a las personas reales y a la experiencia humana. Son necesarios muchos años para convertirse en un buen piloto de pruebas, que sea capaz de facilitarnos la información más valiosa. Revisamos todos los resultados con nuestros propios pilotos de pruebas, añade Peltoniemi.

Leer más: 
La mayor experiencia y los últimos conocimientos tecnológicos

El Centro de pruebas de Ivalo en pocas palabras

  • El “Infierno blanco” de Nokian Tyres es el centro de pruebas de neumáticos de invierno más grande del mundo. El área podría albergar 1.129 campos de fútbol o 700 canchas de béisbol.
  • Probamos nuestros neumáticos noche y día en las singulares condiciones de la Laponia finlandesa en más de 30 pistas de pruebas.
  • Los más de 200 días con temperaturas de congelación en Ivalo cada año permiten las duras condiciones para los neumáticos probados.
  • Durante la temporada, se prueban más de 20.000 neumáticos de invierno en nuestro centro de pruebas.
  • Conducimos más de 40.000 km con los neumáticos probados.
  • Nuestros conductores prueban neumáticos en Ivalo bajo todas las condiciones meteorológicas durante más de 180 días al año.
  • El pabellón de hielo de casi 700 metros de longitud permite unas pruebas uniformes bajo cualquier condición meteorológica.