FacebookInstagramLinkedInmenu-iconicon-playscroll-downsearchTwitterShapeYouTube
Menu

Riesgos del tráfico

El tráfico consiste en transportar personas, mercancías e información de un lugar a otro. El terreno de juego es abierto. Es un rompecabezas que evoluciona constantemente y un lugar en el que nunca estás solo.

El tráfico y sus distintas rutas conectan personas de todo el mundo. Cuando está en movimiento, existen muchos factores que contribuyen al éxito de su viaje: su automóvil, los neumáticos, su habilidad al conducir, si tiene prisa, los otros conductores en la carretera y las condiciones meteorológicas.

El tráfico puede encontrarse con cualquier clima. Un tranquilo día invernal increíblemente bello con algo de escarcha se puede convertir al instante en una tormenta de nieve, o un aguanieve acuoso en hielo como un espejo. En el invierno, las carreteras pueden estar mojadas, heladas, nevadas o con aguanieve. Unas repentinas tormentas pueden causar dificultades en verano: la zona de contacto entre el neumático y la carretera puede casi desaparecer en solo unos instantes.

Los neumáticos son un importante factor de riesgo relacionado con las propiedades de conducción. Por tanto, los neumáticos sí que importan.