FacebookInstagramLinkedInmenu-iconicon-playscroll-downsearchTwitterShapeYouTube
Menu

EL SR. KIVIMÄKI DEBE ESTAR LOCO

¡Un coche, sobre dos ruedas, a más de 186 km/h! El experimentado piloto acrobático profesional Vesa Kivimäki, de Härmä, se montó en su coche para batir el nuevo récord mundial de velocidad sobre dos ruedas. Parece feliz y sorprendentemente tranquilo y sereno después de conseguir su récord mundial en el Aeropuerto de Seinäjoki a finales de agosto.

Kivimäki llevaba mucho tiempo soñando con batir el récord mundial del coche más rápido sobre dos ruedas.
– Empecé a conducir sobre dos ruedas hace ya 15 años y he participado en muchos espectáculos de acrobacia en Finlandia y el extranjero. No obstante, las velocidades nunca fueron tan altas. Sin embargo, mi sueño ha sido ser el más rápido del mundo conduciendo sobre dos ruedas, explica Kivimäki.

"Sin embargo, mi sueño ha sido ser el más rápido del mundo conduciendo sobre dos ruedas, explica Kivimäki."
Vesa Kivimäki, piloto acrobático

Y ahora lo es.
– Sabía que Nokian Tyres tenía el récord mundial del coche más rápido sobre hielo desde 2013. Cuando supe que habían desarrollado la tecnología Aramid Sidewall para mejorar la resistencia del neumático, deseaba intentar batir el récord en cooperación con Nokian Tyres, afirma Kivimäki.

DE CARRERAS EN GRANJAS A CONDUCTOR PROFESIONAL

Kivimäki se puede considerar un conductor experimentado: ya conducía a los 6 años y, a los 12, logró volcar el coche de su padre al intentar conducir sobre dos ruedas. Kivimäki empezó a correr en carreras en granjas con sus amigos cuando tenía 14–15 años. En aquella época, ya era piloto acrobático; sabía conducir sobre dos ruedas, por ejemplo. Los otros chicos podían usar sus coches de carreras en granjas durante mucho tiempo, pero Kivimäki a menudo rompía el suyo a la primera.
– El legendario programa de TV “Knight Rider” y sus acrobacias me inspiraron cuando era pequeño, recuerda.

Cuando Kivimäki se sacó el carnet de conducir, empezó a correr carreras de rally en las series del Campeonato finlandés. Siguió durante unos cinco años hasta que decidió concentrarse en la conducción acrobática. Al finalizar el milenio, el virtuoso de 23 años ya ponía autobuses sobre dos ruedas, así que montó un pequeño negocio y empezó a ganarse la vida con la conducción acrobática. El equipo Crazy Drivers se formó en 2001 y celebra su 15º aniversario este año.

SENSATA LOCURA

Cuando le preguntamos a Kivimäki sobre las características de un buen piloto acrobático, la respuesta fue clara. 
– Sobre todo tienes que estar tranquilo. Los pilotos acrobáticos nunca deben precipitarse; al contrario, siempre tienen que actuar con serenidad, subraya Kivimäki.

Antes de cada carrera, Kivimäki revisa cuidadosamente las etapas de la ejecución y se centra en seguir la secuencia correcta. Eso es en todo lo que piensa antes de proceder, y es así como debe ser.
– Si empiezas a soñar despierto y a pensar en otras cosas antes de una acrobacia, el riesgo de fallo es muy alto, afirma Kivimäki.

Él no tiene miedo durante o antes de una acrobacia.
– Si empiezas a tener miedo, es mejor que dejes el negocio.

"Si empiezas a tener miedo, es mejor que dejes el negocio"
Vesa Kivimäki, piloto acrobático

SIEMPRE BATIENDO RÉCORDS

Kivimäki había realizado intentos de récords mundiales anteriormente. En 2003, intentó batir el récord mundial del salto más largo de un coche. En aquella ocasión, no batió el récord mundial de 73 metros porque el motor del coche de Kivimäki se rompió momentos antes de llegar a la rampa. A pesar del fallo técnico, el coche voló un respetable tramo de 57 metros.

El año siguiente intentó batir el récord mundial de derribar 12 coches ardiendo en posición vertical como piezas de dominó. Un problema con el motor le impidió también batir este récord, pero logró derribar siete coches.
– Podía haber contratado al equipo de parada en boxes de Vianor en aquella ocasión, ríe Kivimäki.

Sus aspiraciones futuras tampoco son modestas. El nuevo éxito parece que solo le ha dejado con ganas de más.
– Creo que puedo alcanzar una velocidad de 200 km/h (124 mph) sobre dos ruedas. También me gustaría saltar desde una rampa con un camión con semiremolque del mismo modo que lo hago con este BMW.

El veterano piloto acrobático agradece al departamento de desarrollo de productos de Nokian Tyres y al experto equipo de boxes de Vianor que le hayan ayudado a cumplir el sueño de su vida.
– Combinar la locura y la valentía parece ser una mezcla ganadora. Y además logramos arrebatarle el récord a un sueco, dice Kivimäki con una sonrisa en su cara.

"Combinar la locura y la valentía parece ser una mezcla ganadora."
Vesa Kivimäki, piloto acrobático

Leer más: