Menu

Ruido de rodadura externo

MÁS SILENCIOSOS

La nueva etiqueta para neumáticos de la UE se centra en el desarrollo de la medición del ruido de rodadura externo. No se ha tenido en cuenta el ruido interior. Si millones de coches tuvieran neumáticos más silenciosos, se reduciría significativamente la contaminación sonora. El ruido de rodadura externo que generan los neumáticos se mide en decibelios. El ruido de rodadura externo no corresponde al ruido que se escucha dentro del vehículo.

  • Además del valor de ruido expresado en decibelios (dB(A)), la etiqueta indica si el nivel de ruido del neumático supera el valor máximo de la futura homologación (3 ondas negras = neumático ruidoso), cumple los requisitos de la futura homologación o es hasta 3 dB más silencioso (2 ondas negras = neumático moderado), o es más de 3 dB más silencioso de lo que exige la nueva homologación (1 onda negra = neumático silencioso). La homologación de los neumáticos cambiará en noviembre de 2012.


Las tres clases se expresan en decibelios. Cuantas más barras negras tenga el adhesivo, mayor será el ruido de rodadura externo. El valor medido también se expresa con una cifra en dB.

El ahorro de combustible y la seguridad vial dependen en gran medida del comportamiento del conductor. Tenga en cuenta los siguientes aspectos:  

  • Una conducción económica puede reducir significativamente el consumo de combustible
  • Para optimizar la seguridad vial y la comodidad de la conducción, debe comprobar la presión de los neumáticos a intervalos regulares
  • Si la presión de los neumáticos es demasiado baja, se desgastan mucho más rápido de lo habitual; esto también afecta al consumo de combustible y supone un claro riesgo para la seguridad vial
  • Un conductor responsable siempre es consciente de las propiedades y el estado de sus neumáticos. Solamente un conductor que conozca el vehículo y sus neumáticos podrá ajustar la velocidad y la distancia de seguridad para adaptarse a las condiciones meteorológicas actuales.