Menu
Menu

¿QUÉ ES EL ETIQUETADO EUROPEO DE NEUMÁTICOS?

Encuentre los mejores neumáticos para su coche

Desde el año 2012 el etiquetado de neumáticos en la Unión Europea les ha permitido a los consumidores poder realizar comparaciones entre los distintos neumáticos comercializados en la U.E. Este etiquetado es parecido al etiquetado de eficiencia energética obligatorio para los electrodomésticos para uso en el hogar, y permite realizar dichas comparaciones en base a la seguridad y la eficiencia en el consumo de combustible de los neumáticos. El etiquetado aporta informaciones sobre el agarre sobre mojado, las emisiones de ruido en la rodada, y la eficiencia energética (consumo del combustible) del neumático, así como sobre el agarre y la adherencia tanto sobre nieve como sobre hielo de los neumáticos de invierno. Todos los valores que aparecen en el etiquetado son el resultado de una metodología de pruebas homologada y usada por todos los fabricantes de neumáticos que comercializan sus productos en la Unión Europea. La normativa del etiquetado de neumáticos se aplica a todos los neumáticos de verano, a los neumáticos para todo el año y todas las estaciones y a los neumáticos de invierno sin clavos, y es aplicable a los neumáticos para vehículos de turismo, vehículos de prestaciones especiales 4X4 (SUVs), camionetas, furgonetas, camiones y autobuses.

EL OBJETIVO DEL ETIQUETADO ES FACILITARLE A LOS CONSUMIDORES LA ELECCIÓN DE NEUMÁTICOS MÁS SEGUROS Y MÁS EFICIENTES DESDE EL PUNTO DE VISTA DEL CONSUMO DE COMBUSTIBLE

El propósito y la finalidad del etiquetado de neumáticos es ayudarles a los consumidores a tomar decisiones de compra informadas en el momento de efectuar la compra de neumáticos. Las informaciones contenidas en el etiquetado aportan datos sobre la seguridad del neumático sobre mojado, en carreteras nevadas y/o cubiertas de hielo, el impacto del neumático en el consumo de combustible del vehículo así como sobre las emisiones de ruido hacia el exterior en la rodada. Según los valores contenidos en el etiquetado, a los consumidores les resulta más fácil elegir los neumáticos mejor adaptados a sus necesidades.

Los factores a tener en cuenta en la lectura del etiquetado dependen de las condiciones habituales en la conducción de los consumidores, y también si se trata de la compra de neumáticos de verano o de invierno. Por ejemplo, el agarre y la adherencia del neumático sobre mojado es un dato muy significativo y relevante para un neumático de verano en aquellas regiones en las que las tormentas de verano son frecuentes, y puede ser igual de importante para los neumáticos de invierno en aquellas regiones en las que los inviernos son más suaves y lluviosos. De un modo parecido, el valor del agarre y la adherencia sobre mojado de un neumático de invierno, diseñado para los inviernos con las condiciones meteorológicas más rigurosas y exigentes, por lo cual el neumático se hallará sometido a condiciones de conducción sobre hielo y/o sobre nieve acumulada resultaría ser de una importancia menor en comparación con los datos relacionados con el marcaje del agarre y la adherencia sobre hielo y sobre nieve de ese mismo neumático.

Aunque el etiquetado permite establecer comparaciones entre distintos modelos de neumáticos de un modo más fácil y sencillo, sigue siendo recomendable consultar con los profesionales de la instalación de neumáticos y los distribuidores, leer los artículos sobre las pruebas y los ensayos independientes realizados por las revistas especializadas en el mundo de motor, y consultar las páginas web de los distintos fabricantes de neumáticos antes de tomar una decisión de compra definitiva.