FacebookInstagramLinkedInmenu-iconicon-playscroll-downsearchTwitterShapeYouTube
Menu

Neumáticos sin clavos

Los neumáticos de invierno sin clavos permiten mayor flexibilidad a la hora de decidir cuándo cambiar los neumáticos, en otoño y en primavera. Una de las características de los neumáticos de invierno sin clavos es el bajo nivel de ruido, porque ruedan de forma fluida y silenciosa por la superficie de la carretera. Sin embargo, esto no quiere decir que los neumáticos de invierno sin clavos sean recomendables durante todo el año, porque sus características son adecuadas principalmente para las condiciones invernales. En condiciones más cálidas los neumáticos de invierno sin clavos se desgastan con rapidez y, cuando se ablanda el compuesto de caucho, se reduce su rendimiento.

No obstante, si se usan correctamente, los neumáticos de invierno sin clavos de hecho pueden aumentar la seguridad durante las épocas del año en las que las condiciones meteorológicas pueden cambiar rápidamente, en concreto los cambios de temperatura. Teniendo esto en cuenta, es una buena idea montar neumáticos de invierno sin clavos antes de que las condiciones se vuelvan realmente resbaladizas y usarlos hasta que el invierno acabe definitivamente. El rendimiento de los neumáticos de invierno sin clavos se basa en el principio de las láminas con mucha inclinación que se abren durante la aceleración y el frenado. En muchos países europeos, los neumáticos de invierno sin clavos son la única opción para el invierno, porque no se permite el uso de neumáticos con clavos.

Si se pregunta si los neumáticos de invierno sin clavos se adaptan o no a sus necesidades, aquí puede obtener más información acerca de las diferencias entre los neumáticos de invierno con clavos y sin ellos.