Menu

Cuidado con el aquaplaning

Una conducción preventiva y unas buenas bandas de rodadura pueden reducir prácticamente el riesgo de aquaplaning.

El agua de lluvia que queda en las roderas de la carretera supone un problema para la conducción. Si las roderas son profundas existe un riesgo alto de deslizamiento sobre el agua, pero una conducción preventiva y unas buenas bandas de rodadura pueden reducir el riesgo.

Unos neumáticos nuevos son la mejor forma de evitar el deslizamiento sobre el agua. Una banda de rodadura que evacúe el agua entre el neumático y la carretera es el medio más eficaz de prevenir el deslizamiento sobre el agua. Según los resultados de las pruebas, el deslizamiento sobre el agua comienza a los 76 km/h (47 mph) cuando se gira con unos neumáticos desgastados (una profundidad de la banda de rodadura inferior a 1,6 mm), mientras que la velocidad correspondiente a unos neumáticos nuevos es de 96 km/h (60 mph).