FacebookInstagramLinkedInmenu-iconicon-playscroll-downsearchTwitterShapeYouTube
Menu

Cómo prolongar la vida útil de los neumáticos

El estado de los neumáticos es importante para la seguridad de la conducción.

Si sigue estas cinco reglas de oro, podrá tener un rendimiento seguro, alcanzar el máximo kilometraje y prolongar la vida útil de los neumáticos.

  1. Compruebe regularmente la presión de los neumáticos. Un inflado desigual entre los neumáticos afecta a las cualidades de conducción del vehículo y hace que los neumáticos se desgasten de forma irregular.
  2. Intercambie la posición de los neumáticos entre el eje delantero y trasero después de 5.000 a 10.000 kilómetros (3.000 a 6.000 millas) porque los neumáticos se desgastan de forma diferente en las distintas posiciones. No olvide comprobar las presiones después de cambiar los neumáticos.
  3. Verifique que monta los neumáticos según la marca de dirección de rodadura del lateral del neumático. Si monta los neumáticos en la dirección de rodadura contraria, sus cualidades de conducción no serán óptimas en todas las condiciones.
  4. Conduzca con suavidad. Las frenadas bruscas y los deslizamientos laterales acortan la vida útil de los neumáticos, sobre todo en el caso de los neumáticos con clavos.
  5. Compruebe si los neumáticos viejos están desgastados de forma irregular cuando cambie los neumáticos. Si monta los neumáticos correctamente y conduce con cuidado, se desgastarán de forma regular. Si los neumáticos muestran un desgaste irregular, mida los ángulos de conducción y encargue el montaje y el equilibrado de los neumáticos a un taller de reparación profesional.