Menu

Almacenamiento adecuado

Un almacenamiento adecuado puede ralentizar el envejecimiento de los neumáticos.

1. Temperatura 
La temperatura del almacén debe ser inferior a +25 ºC, tiene que ser preferiblemente oscuro y estar a menos de +15 ºC. Las propiedades del caucho podrían variar, afectando a la vida útil final del neumático, si la temperatura es superior a 25 ºC o inferior a 0 ºC. El almacenamiento en un lugar fresco no tiene ningún efecto negativo sobre los productos de caucho.

2. Humedad 
Se deben evitar las condiciones muy húmedas. La humedad del aire del almacén no debe ser tan alta que se produzca condensación en los neumáticos. Los neumáticos no se deben almacenar expuestos a la lluvia, salpicaduras, etc.

3. Luz
Los neumáticos se deben proteger de la luz, sobre todo de la luz solar directa y de la luz artificial intensa con alto contenido ultravioleta.

4. Oxígeno y ozono
El ozono tiene un fuerte efecto deteriorante sobre los neumáticos. El almacén no debe contener ningún equipo que genere ozono, como lámparas fluorescentes o lámparas de vapor de mercurio, equipo eléctrico de alta tensión, motores eléctricos o cualquier otro equipamiento eléctrico que pueda provocar chispas o descargas eléctricas silenciosas.

5. Deformación
Si es posible, los neumáticos se deben almacenar libremente en su forma natural, para que no sufran estrés, presión o torsión. Las fuertes deformaciones producidas durante un almacenamiento prolongado podrían romper los neumáticos cuando se presuricen.

6. Disolventes, aceites, grasas, calor
Los neumáticos se deben proteger especialmente del contacto con disolventes, aceites, grasas o el calor, aunque sea brevemente. Los neumáticos también se tienen que proteger de emisores de luz potentes y de las salpicaduras de la soldadura eléctrica.

7. Manipulación de los neumáticos
Al manejar los neumáticos en un almacén no los deje caer desde una altura superior a 1,5 m. Los neumáticos se podrían dañar si caen sobre la zona del talón. La consecuencia más habitual podría ser la torcedura del talón. Si encuentra un neumático con el talón torcido no recomendamos montar dicho neumático en una llanta.