jue julio 14 04:45 2022 en categorías Publicaciones del producto, Publicaciones de la empresa

Vacaciones en auto caravana: Cómo maximizar la seguridad, durabilidad y vida útil de los neumáticos ajustando la presión correcta y atendiendo a su estructura y almacenamiento

Un nivel de presión demasiado bajo es una de las causas más comunes que ocasionan daños en los neumáticos de furgonetas y auto caravanas, ya que no todo el mundo está al tanto de que requieren una presión más alta que los neumáticos de turismos. Mantener dicha presión a unos niveles adecuados mejora la seguridad en carretera y alarga su vida útil. La estructura de los neumáticos y su correcto almacenamiento entre temporadas también afectan a esa vida útil.

Este verano, son muchos los que pasarán parte de sus vacaciones a bordo de auto caravanas para recorrer diferentes destinos del país. Asegurarse de tener unos neumáticos en buenas condiciones facilitará que los viajes sean más cómodos y seguros.

“Con frecuencia, una presión demasiado baja en proporción a la carga causa daño estructural en los neumáticos. Cuando la presión es demasiado baja, el neumático sufre un doblaje excesivo bajo una gran cantidad de carga del vehículo, que pasa toda esa presión al propio neumático. Asimismo, este también se acabará desgastando más rápido”, afirma Matti Morri, Technical Customer Service manager de Nokian Tyres.

 

Comodidad y conducción sostenible

No en vano, entre los usuarios causa gran sorpresa conocer la alta presión real que se necesita para los neumáticos de furgonetas y autocaravanas. Morri menciona el tamaño de un 235/65R16 común como ejemplo.

“En este tamaño, la carga máxima del vehículo requiere una presión de 575 kPa. A modo comparativo, los neumáticos de un turismo de tamaño 205/55R16 suelen tener una presión recomendada de entre 220-230 kPa. La presión recomendada para cargas diferentes suele estar indicada en el marco de la ventanilla del conductor o la tapadera del depósito”, afirma Morri.

Además de la durabilidad de los neumáticos, la presión también afecta a la seguridad, economía y eficiencia ecológica de la conducción. Una presión de neumático demasiado baja hace que el vehículo sea más difícil de controlar en situaciones extremas, aumenta el consumo de combustible y reduce significativamente la vida útil del propio neumático. Cuando la presión es la adecuada, el neumático se adaptará a la conducción y ésta será más cómoda y silenciosa. Por ello, se recomienda comprobar la presión al menos una vez al mes.

Junto a esa mayor presión, también debe prestarse atención a la elección de las válvulas, y asegurarse de que están acordes con los niveles de presión utilizados. Morri recomienda utilizar válvulas de metal.

 

Las fibras utilizadas en aviación también fortalecen los neumáticos

En ocasiones, los neumáticos de turismos se utilizan en furgonetas y auto caravanas. Sin embargo, Morri cree que es vital utilizar neumáticos de categoría C, especialmente diseñados para este tipo de vehículos.

“En los neumáticos para furgonetas, la estructura de los mismos, la carcasa bajo la banda de rodadura y los compuestos de la goma son más resistentes y están diseñados para soportar un mayor peso que los neumáticos para turismos. En la práctica, esto puede verse en el hecho de que los neumáticos de categoría C se calientan menos que los demás aun con el peso añadido, lo cual reduce el riesgo de sufrir daños”, afirma Morri.

A la hora de escoger neumáticos para furgonetas, debería prestarse atención tanto a los materiales utilizados como a su durabilidad. Unos flancos únicos reforzados de aramida ofrecen una fuerza especial a los neumáticos para furgonetas. La fibra de aramida también es utilizada por las industrias aeroespacial y de defensa, por ejemplo.

“Los flancos reforzados con aramida son mejores a la hora de resistir impactos o cortes de curvas u hoyos presentes en la calzada. La aramida protege al neumático contra daños que pueden ser peligrosos, e incluso caros de reparar. Además, puede ayudar a evitar parte del daño”, afirma Morri.

 

Al cambiar de neumáticos, también se debe comprobar el estado de la banda

Al cambiar de neumáticos esta temporada, debería comprobarse la presión del inflado, así como la condición de la banda de los mismos. La ley exige que el dibujo de los neumáticos de verano tenga una profundidad de banda de al menos 1,6 milímetros; en la práctica, las características de seguridad del neumático se ven sustancialmente afectadas cuando la profundidad de banda baja de los 4 milímetros. En este sentido aumenta, particularmente, el riesgo de aquaplaning, así como las distancias de frenado en condiciones de humedad.

“Para quienes conducen con frecuencia, alternar los neumáticos entre temporadas es una buena forma de asegurar que los neumáticos duran más y se desgastan de una forma más equilibrada. Normalmente, las ruedas motrices se desgastan más rápido que las directrices, por lo que alternar los neumáticos entre ruedas motrices y directrices contribuye a igualar ese desgaste y maximizar la vida útil del set completo. Este pequeño esfuerzo en rotación de neumáticos puede contribuir a grandes ahorros cuando se trata de comprar neumáticos nuevos”, afirma Morri.

Las condiciones de almacenamiento de los neumáticos también afectan a su vida útil. Entre temporadas, los neumáticos deben almacenarse en un espacio cubierto, en un lugar fresco, oscuro y seco, para prevenir el efecto de la luz ultravioleta o temperaturas de almacenaje incorrectas que pueden afectar a los compuestos de la goma.

“Los hoteles para neumáticos son una elección popular hoy día. Permiten asegurar las condiciones de almacenaje ideales y el servicio también suele incluir el lavado y la inspección de los neumáticos”, afirma Morri.

  

Para saber más:

Nokian Tyres extiende el uso de tecnología Aramida para sus neumáticos de furgonetas y autocaravanas

 

Descargar imágenes

 

Para más información:

Jaroslav Nálevka, PR Consultant, 00420 725 865 874,

jaroslav.pr.ext@mccann.cz

 

Zuzana Seidl, PR Manager Nokian Tyres CE, 00420 603 578 866,

zuzana.seidl@nokiantyres.com