FacebookInstagramLinkedInmenu-iconPinicon-playscroll-downsearchTwitterWhatsappYouTube
Menu
vie junio 26 02:00 2020 en categorías Publicaciones del producto, Publicaciones de la empresa

Los neumáticos inteligentes serán muy pronto una realidad – ¿Cómo se van a beneficiar los consumidores de la tecnología de sensores?

Los vehículos autónomos también contribuyen al desarrollo de las exigencias y los estándares para los neumáticos. Los sensores conectados a los neumáticos serán una de las cosas que jugarán un papel importante cuando sean las máquinas quienes controlen las condiciones de la conducción en lugar de los humanos. Un experto cualificado de Nokian Tyres manifiesta su creencia en que los neumáticos inteligentes serán un producto de uso habitual y extendido en menos de cinco años, a lo sumo. 

Se están haciendo grandes progresos en la automatización de la conducción y de la circulación en general, lo cual contribuye al desarrollo de nuevas exigencias y estándares para los neumáticos. Cuando un vehículo no está siendo objeto de control por parte de un ser humano, debe de ser capaz de controlar las condiciones propias de la conducción por sí mismo, de un modo individual y autónomo, mediante, por ejemplo, sensores instalados en los neumáticos. A las antiguas funciones y características de seguridad a las que estamos acostumbrados, tales como el agarre y la adherencia sobre hielo, y la resistencia al aquaplaning, se les unirán muy pronto tecnologías capaces de generar datos e información en tiempo real.

– Si un vehículo no tiene un conductor humano que se preocupe de un modo activo de que los neumáticos son seguros, habrá que medir los márgenes de seguridad y evaluar las necesidades en materia de seguridad de algún otro modo, afirma Mika Penttilä, director de tecnologías digitales de Nokian Tyres.

Cuando la información que transmiten los neumáticos es recibida y se combina, por ejemplo, con la información sobre las condiciones meteorológicas, el sistema de información de a bordo del vehículo puede crear un modelo de las condiciones de la conducción dominantes, y ajustar la conducción de un modo acorde a las mismas. Los sensores del neumático también pueden monitorizar y llevar a cabo el control y el seguimiento del desgaste de los neumáticos, de la presión de hinchado de los neumáticos y de la temperatura en el interior de los neumáticos. Por ejemplo, un incremento de la temperatura en el interior del neumático puede ser una indicación temprana de que el neumático ha podido sufrir daños, permitiendo solucionar el problema antes incluso de que se pueda producir una situación de peligro en la carretera.

 – No importa lo “inteligente” o la cantidad de tecnología que se halle integrada en su vehículo, los neumáticos siguen siendo el único punto de contacto entre ese mismo vehículo y la carretera, afirma Jukka Kasi, Vicepresidente senior de Productos y Marketing de Nokian Tyres.

El propio neumático le informará de cuándo necesita ser cambiado

Los neumáticos inteligentes también permitirán el desarrollo de nuevos modelos de negocio relacionados con la asistencia y la distribución de neumáticos que se hallarán disponibles antes incluso de que veamos los primeros vehículos-robot autónomos circular por las calles.  

Si en el futuro las neveras podrán realizar por sí mismas la compra de más leche cuando se está acabando, lo mismo puede ocurrir con los neumáticos desgastados. A medida que los neumáticos se van desgastando, los sensores podrán informar de ello automáticamente a su punto de venta de neumáticos habitual, que podrá entregarle y/o instalarle en su vehículo un nuevo juego de neumáticos. No obstante, el primer paso en este sentido, será notificarle al usuario el estado de desgaste del neumático, afirma Jukka Kasi.

– El neumático podrá transmitir la información relacionada con el desgaste al sistema de control de a bordo, que le notificará al conductor que los neumáticos pueden ser utilizados aún con total seguridad durante los próximos tres meses. Al mismo tiempo, el sistema le aconsejará ponerse en contacto con el distribuidor de neumáticos minorista más cercano, proporcionándole la información de contacto. Esto es algo parecido al modo en el que en la actualidad los vehículos les informan a los conductores que se están quedando sin combustible, y el sistema de navegación de a bordo les guía hasta la gasolinera más cercana.

El mantenimiento preventivo cobra aún una mayor importancia en la medida en la que se incrementa la popularidad del uso de vehículos compartidos – y se convertirá en algo de una importancia fundamental cuando dichos vehículos empiecen a funcionar de modo autónomo, garantizando que los usuarios que viajen en los mismos no tengan ningún percance que interrumpa su viaje.

Los neumáticos inteligentes serán una realidad antes incluso que los vehículos robotizados

Aunque la que se prevé que será la principal de las revoluciones en un futuro venidero sigue aún sumida en su proceso de desarrollo, a día de hoy ya se hallan disponibles distintas soluciones que recurren al uso de sensores y de neumáticos inteligentes. Los consumidores ya conocen muy bien, por ejemplo, los sensores de presión de hinchado del neumático (TPMS) pero por ahora, las tecnologías más avanzadas han estado reservadas para ciertos usos profesionales. El sistema Nokian Tyres Intuitu, por ejemplo, es un concepto orientado a los sectores de la agricultura, y de la construcción y las obras públicas, y que combina la integración de sensores en los neumáticos con una aplicación para dispositivos móviles para la recopilación de datos.

No obstante, Jukka Kasi cree que las soluciones como Intuitu se convertirán también en habituales, y que su uso se extenderá a los consumidores en general – antes de incluso de que lleguemos a ver vehículos completamente autónomos en las carreteras.

– Los neumáticos inteligentes serán algo habitual primero en los vehículos eléctricos, puesto que son de gran tamaño, y dichos neumáticos integran muchos sensores, enlaces y conexiones. Esto ocurrirá aproximadamente en unos cinco años, resume brevemente Jukka Kasi.

Si desea saber más:

Conducción automatizada: El primer autobús-robotizado del mundo que circula en todas las condiciones climatológicas funciona con neumáticos Nokian Hakkapeliitta

Los conductores quieren neumáticos adaptados a todas las condiciones climatológicas

Descargar imágenes

Para obtener más información :

Jaroslav Nálevka, Director de Relaciones Públicas McCann Prague, 00420 725 865 874,
jaroslav.pr@mccann.cz

Zuzana Seidl, Directora de Relaciones Públicas Nokian Tyres CE, 00420 603 578 866,
zuzana.seidl@nokiantyres.com