FacebookInstagramLinkedInmenu-iconicon-playscroll-downsearchTwitterShapeYouTube
Menu

Las etiquetas para neumáticos de la UE le ayudan a elegir los neumáticos de verano

La etiqueta recuerda a las etiquetas de eficacia energética de los electrodomésticos. Debe estudiarla detenidamente porque le ayudará a comparar los neumáticos en cuanto a seguridad y rentabilidad.

Los neumáticos nuevos llevan la etiqueta para neumáticos de la UE desde noviembre de 2012. La etiqueta describe el agarre en mojado, ruido de rodadura y ahorro de combustible del neumático.

El agarre en mojado es especialmente importante en las carreteras de verano finlandesas; debe prestar especial atención a esto al elegir los neumáticos de verano. Dentro de la calificación de la etiqueta de la UE para neumáticos, la A significa el mejor agarre, mientras que la F es el peor.

– Se debe tener en cuenta que la etiqueta no proporciona información relativa al aquaplaning o la conducción del neumático en superficies mojadas. Solo mide la distancia de frenado en carreteras mojadas, comenta Matti Morri, Director del Servicio técnico al cliente de Nokian Tyres.

La resistencia a la rodadura se usa para medir el ahorro de combustible del neumático. Cuanto mejor es la calificación, menos combustible se consume.

– Un neumático de alta calidad puede permitir un ahorro significativo en costes de combustible. Por ejemplo, un neumático de clase A, consumirá unos 0,1 litros menos de combustible cada cien kilómetros que un neumático de clase B, explica Morri.

Si comparamos la mejor calificación con la peor, el ahorro de combustible anual puede alcanzar alrededor de los 90 litros.

La etiqueta del ruido de rodadura externo explica el volumen de ruido del neumático para las personas que están fuera del vehículo. En otras palabras, no indica el ruido interior del vehículo. El ruido de rodadura externo se expresa en decibelios, a través de tres clases. Cuantas más barras negras haya en el adhesivo, mayor será el ruido de rodadura externo.